Es importante mantener limpios nuestros lentes oftálmicos para evitar gastos de reparación y lo más importante, tener en todo momento una buena visión, ya que de lo contrario, solo afectamos a nuestros ojos.

Una forma sencilla de limpiar los lentes oftálmicos, es utilizar agua y jabón neutro de manos. Debemos dejar caer agua sobre los cristales y aplicar una pequeña cantidad de jabón y frotarlos levemente mientras se enjuagan. Es importante secar los componentes metálicos para evitar su oxidación.

No obstante, es necesario contar con ciertos artículos de limpieza para tus lentes:

Paño de microfibra: Generalmente se incluyen con tus lentes. Es importante mantener limpio este pañuelo para no ensuciar más las gafas.

Sprays: Humedecen los lentes para limpiar los cristales. Además, evita que se empañen debido a que cuentan con un tratamiento antiempañamiento.

Toallas húmedas: Aunque son más caras que los sprays, también humedecen los lentes y utilizan una bayeta de microfibra para su limpieza.

Aparatos de limpieza por ultrasonido: Estos productos también limpian relojes y joyas, por lo que su efectividad es alta.

Agenda una cita con el Dr. Miguel Ángel Diego Berdeja, médico oftalmólogo certificado en cirugía de cataratas en Zihuatanejo, Guerrero.